1 de diciembre de 2011

Reptiles

Lo difícil no es mudar de piel.

Reemplazar la funda de un colchón
cuando huele mal
o nos molestan las arrugas
debe ser parecido

El problema está
en con la piel que desechamos
perdemos para siempre
las caricias
el roce y la esencia
de todos los cuerpos
que durmieron en ella

No hay comentarios:

Publicar un comentario